sábado, 24 de marzo de 2012

Rasgos que se pueden evaluar en el declamador


I. MEMORIZACIÓN. Conocer el poema a fondo permite trabajar la entonación, los momentos en hacer la gesticulaciones y mímicas, por ello es de importancia memorizarlo, pero sobre todo sentir el poema, imaginar en tu mente la historia que aborda, no se debe cambiar ni un parte del poema, se debe respetar la obra del poeta, salvo en ciertas excepciones, por la entrega del declamador se puede aceptar y para proporcionar mayor emoción, leves alteraciones el paso.

II. ENTONACIÓN. Utilizar interrogantes, exclamativas e imperativas en las frases de manera que causen sentimientos en la audiciencia.

III. DICCIÓN. Se deben pronunciar correctamente las palabras de manera clara y entendible.

IV. FLUIDEZ O RITMO. Eso lo maneja el declamador a base de ensayos previos, no es conveniente declamar con rápidez, excepto cuando se preste la emoción del poema, se debe conocer la propia métrica que lleva el poema y el estilo de los escritos del poeta para adecuarse a ellos.

V. MÍMICA Y GESTICULACIONES. El declamador puede moverse si el poema lo amerita, no es necesario caracterizarse del personaje, pues se consideran los gestos: tristeza, miedo, felicidad, (la evocación de sentimientos) y los ademanes deben ser figuras artísticas que emanen el recuerdo  de los objetos y las palabras.

VI. VOLUMEN. Se debe controlar el diafragma, subir y bajar los tonos,  por ejemplo: subir el tono si se demuestra ira, bajarlo si se trata de tristeza, pero sobre todo adaptar el sonido-volumen a la cantidad de personas en el auditorio y la amplitud de este.

VII. PRESENCIA O DOMINIO DEL AUDITORIO. Captar la atención desde el inicio es fundamental para insertar al público en  la historia que trata el poema a declamar, no es conveniente decir cuando inicia y cuando termina el poema, eso lo capta el público, pero dependerá de la forma en la que se presente el declamador.

VIII. PRESENTACIÓN. El declamador debe presentarse en forma pulcra, pero sobre todo sentirse cómodo con su vestuario.

*NO ES NECESARIO VESTIRSE DE CHARRO PARA DECLAMAR UN POEMA PATRIÓTICO. Se puede colocar utilería de fondo pero este rasgo en sí no se toma en cuenta en la declamación, pues es la habilidad de declamación lo que se evalua.

Aclaro que éstos son sólo algunos de los rasgos deseables en el declamador, de ninguna manera se pretende que sean los únicos.

3 comentarios:

  1. Les comparto . . .

    UN POQUITO DE SU SER

    “El cielo ante ti se abra, . . . amante de la palabra.”

    Treinta y seis, mil novecientos,
    con sus dones y talentos,
    llegó al mundo ser pensante,
    autodidacta brillante.

    Solo sexto de primaria,
    lectura . . . faena diaria,
    dominó múltiples temas,
    memorizó cien poemas.

    Muy respetable orador,
    excelso declamador,
    ¡di “Los Motivos del Lobo”,
    padre sano, señor probo!

    En el lenguaje, impecable,
    de una dicción admirable,
    varonil voz, gran cantante
    que, bailando, fue galante.

    Esencialmente, un artista,
    que su majestad persista,
    tuvo apego a la madera,
    la honestidad por bandera.

    Con poco se conformaba,
    el tabaco le gustaba,
    un buen trago con amigos,
    ellos mismos son testigos.

    Sin ser santo, hombre bueno,
    capaz, ilustrado, ameno,
    letrado, una enciclopedia,
    su carácter . . . cosa seria.

    Atenea, diosa preclara,
    sabiduría, virtud rara,
    hoy, que se apagó su vida,
    ¡mi conciencia llora herida!

    Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
    México, D. F., a 04 de enero del 2014.
    Dedicado a mi Señor Padre, Gonzalo Ramos Amaya (QEPD)
    Reg. SEP Indautor No. 03-2014-073110472600-14

    ResponderEliminar

Deja tus comentarios

Tu imagen

Sin duda vuelvo a sonreìr, miro la luna y vuelvo a estar loco porque viéndola llegas a mi memoria y le lanzo un beso creyendo que eres tú.

Carlos de la Cruz.

NACIMIENTO

EL BLOG NACE EL 17 DE MARZO DE 2012.