lunes, 19 de noviembre de 2018

Poema Poeta no soy. Café para dos.


Un café para dos, Luis Eugenio Muñiz Guillén, escritor chiapaneco 

El libro Café para dos nos lleva de la mano del poeta Luis Eugenio Muñiz Guillén, dejándonos conocer a un ser humano que nos abre su corazón, y nos enseña la vida diaria de un ser sensible, enamorado de la mujer, de la vida y del tiempo, y saborear a sorbos los placeres, como quien bebe un café en un servicio para dos y nada más.

La belleza de sus letras deja con un sabor en los ojos y un placer en el alma, por ello es que este libro es dedicado para aquéllos que aprecian los momentos precisos y breves, pero que se quedan en la memoria como al saborear un delicioso café: bebida de los Dioses. 




Poeta no soy

A manera de epígrafe:

Leer te hace grande...
escribir te hace único.
L.E.M.G.
¡No!
¡no soy un poeta!
tan sólo un hombre
común y corriente,
soy sólo uno de tantos.
Tan común como cualquier otro hombre
que ha nacido sobre la faz de la Tierra,
y tan corriente como la sangre universal
que recorre mis venas
y alimenta la aorta hasta mover el corazón de quien
sufre,
soporta y que ama.
Tan universal como cualquier otro hombre
que transita el espacio y el tiempo,
dejando su huella al andar
sin siquiera esperar que otros hombres
sigan sus pasos.
¡No!
¡yo no soy el poeta!
que escribe simplemente con la influencia de otros que
lee.
No soy el poeta aquél que a la inspiración
siempre espera
perdiendo segundos, minutos y horas en vino y en vano,
y que está siempre a merced de que llegue esa chispa
anhelada
la cual considera su fuente divina
y que lo conduce a tomar el papel,
la pluma fuente
y la tinta,
para escribir en su mesa
junto a un cigarro y café
esas dos o tres líneas.
¡No!
¡no soy el poeta!
que pierde sus días, sus noches...
su vida...
esperando continuar el renglón,
concluir otra hoja
y luego otra y otra,
hasta culminar esa obra
que espera...
lo lleve a la gloria.
Esperando ganar en la sociedad
el reconocimiento del hombre,
esperando ante todo...
un lugar en el mundo.
¡Si!
¡yo sólo soy!
el bebé que ríe y que llora,
el niño que sueña,
y el hombre que ama,
sin siquiera esperar que algún día lo amen, lo premien,
lo quieran.
reconozco ante Dios,
y ante el hombre...
sólo soy aquél quien escribe
lo poco o lo mucho que piensa,
un poco de lo mucho que sufre,
y una mínima parte de lo mucho que siente y que ama.
Sólo soy aquél hombre
que piensa, que siente y que escribe
de día y de noche,
bajo el sol ardiente,
bajo la luz de una vela,
bajo la fuerte lluvia,
incluso a media tormenta,
bajo la calma perpetua
bajo el relámpago audaz,
o entre oscuras tinieblas.
No espero nunca de fuera,
lo que he llevado por dentro,
pues la luz que dicta mis letras
son sólo amor, paz, sufrimiento.
Yo siempre tomo la pluma con la derecha o la izquierda,
pues se requiere mucho más que un papel y una pluma,
imprescindible es derramar mucho amor, hasta
desbordar el alma.
Inspiración perdona a mis manos, pero ponte en mi
lugar un instante,
no es que no te pueda esperar
tampoco es que sea un arrogante, patán o engreído,
simplemente...
no tengo tu tiempo.
El Universo no puede esperar a que se escriban mis
letras,
¡y no!
¡yo no soy un poeta!
¡soy simplemente!
el hombre aquél,
que aún sin ser amado
amor a todos le da,
escribiéndole siempre al mundo un mensaje de amor,
escribiendo a otros mundos el verdadero significado de
la palabra amistad,
y escribiendo inclusive amor un mensaje de paz.
!Y no!
yo no he buscado nunca un lugar en el mundo,
de donde vengo...
mi espacio ya está.
Por eso le escribo a la mujer y al amor por sobre todas
las cosas del mundo,
con toda sinceridad y humildad
el Universo muy pronto me espera...
por eso hoy te escribo mujer...
¡No!
¡no soy un poeta!
Simple y sencillamente...
!yo!
¡yo soy aquél!

Autor: Luis Eugenio Muñiz Guillén


9 comentarios:

Deja tus comentarios

NACIMIENTO

EL BLOG NACE EL 17 DE MARZO DE 2012.